El canibalismo es una de las manifestaciones más evidentes de la ternura.