Pero mi mente es mi propia iglesia.