El problema no lo tienen ustedes, lo tienen sus hijos. Y el problema de sus hijos son ustedes.